Categoría: Opinión

Big Data y Data Mining ¿Oportunidad o distopía? (I)

ACREDITACIÓN FORMATIVA MÍNIMA PARA NUESTROS CARGOS POLÍTICOS

ImagenMe han llamado ELITISTA por proponer la posible conveniencia del ESTABLECIMIENTO DE UNOS CURSOS Y EXÁMENES DE ACCESO GRATUITO tanto en la matrícula como en los contenidos (celebrados ante y corregidos por un tribunal competente) QUE ACREDITEN la CAPACIDAD DE LOS POSTULANTES A CARGOS ELECTOS Y DE DESIGNACIÓN POLÍTICA, de distinto nivel y carga temática según la Institución u órgano legislativo al que pretenden acceder mediante elección. Obviamente, debemos dar por sentado, que para optar a tales acreditaciones, no ha de ser necesaria titulación previa de ninguna clase para evitar un sesgo discriminatorio hacia las personas que, por un motivo u otro, no han podido acceder previamente a terminar o iniciar unos determinados estudios.

Entiendo perfectamente que esa propuesta choque y tenga muchos detractores en un PAÍS DONDE SE DESPRECIA SISTEMÁTICAMENTE LA FORMACIÓN ACADÉMICA DE LAS PERSONAS, donde se tienen que ocultar titulaciones y acreditaciones en los currículums para evitar que un “lumbreras” a medio alfabetizar en gestión de recursos humanos te evalúe como sobretitulado para el puesto y donde la expresión cultural que más mola suele ser la más populachera, especialmente si está relacionada con “furbo”, toros y juerga parda bacanalera. Un entorno donde se alcanza el culmen de la popularidad y el común aplauso, el “es de los nuestros, der pueblo” si aderezas tu estilo con discursos, argumentaciones, formas y maneras de reality show del mas quinqui. Y es que “semos asin, de bare”. No acabo de tener claro si realmente distamos mucho del diagnóstico que realizó Ortega y Gasset, rondando un siglo ha, sobre las masas de esta cainita piel de toro y aledaños…

En principio, PARECE LÓGICO QUE A AQUELLAS PERSONAS QUE PRETENDEN REPRESENTAR A LA CIUDADANÍA y gestionar los asuntos públicos SE LES PIDA UN MÍNIMO DE INTERÉS Y ESFUERZO POR ADQUIRIR LOS CONOCIMIENTOS NECESARIOS para el correcto desempeño de las funciones a las que aspiran. Obviamente, la importancia capital de los asuntos que se gestionan desde el poder político a sus distintos niveles, justifica la necesidad de ciertos conocimientos y capacidades intelectuales y cognitivas mínimas a los individuos que pretenden ostentar dichos cargos.

A LOS QUE MENOSPRECIAN TANTO LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN DE NUESTRA CLASE POLÍTICA, les recuerdo que una de las funciones básicas de la pedagogía es TRANSFORMAR LOS TALENTOS DE LOS INDIVIDUOS EN LAS COMPETENCIAS Y HABILIDADES NECESARIAS PARA DESEMPEÑAR LAS FUNCIONES A LAS QUE ASPIRAN Y SE LES ASIGNAN.

Desde el enfoque sociológico FUNCIONALISTA se ha desarrollado la TEORÍA DEL CAPITAL HUMANO, según el cual la formación es una forma fundamental de capital acumulado en el ser humano, una inversión que acaba produciendo rendimientos tanto en el plano económico como a nivel social ya que el tiempo y recursos invertidos en educación, aumenta la productividad de los individuos en todos los aspectos.

Pero aunque pongamos en tela de juicio la teoría funcionalista, desde la perspectiva de la TEORÍA DE LAS SEÑALES, aunque a través de las titulaciones no dispongamos de información perfecta sobre las capacidades políticas, técnicas y cognitivas de los candidatos a un determinado cargo, aunque demos por supuesto que los títulos educativos y las acreditaciones formativas de los individuos no guardan relación directa con la productividad de estos, LAS ACREDITACIONES FORMATIVAS Y EDUCATIVAS REFLEJAN CARACTERÍSTICAS COMO LA INTELIGENCIA, LA DETERMINACIÓN, LA PACIENCIA, LA DISCIPLINA Y OTRASCOMPETENCIAS DETERMINANTES PARA EL RENDIMIENTO Y CORRECTO DESEMPEÑO del cargo público de designación política. Así que supongo que habida cuenta de la trascendencia y vital importancia de los asuntos sobre los que han de despachar y legislar los postulantes a cargo político, NO DEBERÍA PARECER TEMERARIO, DISCRIMINATORIO, ELITISTA, PIJO O PEDANTE EXIGIR UNA ACREDITACIÓN OFICIAL DE CAPACIDADES Y CONOCIMIENTOS MÍNIMOS, ADECUADOS AL NIVEL DEL CARGO AL QUE ASPIRAN, A NUESTROS POLÍTICOS.

SER Y COSMOS

PILARES DE LA CREACIÓN

Los Pilares de la Creación

CARL SAGAN: “Hemos averiguado que vivimos en un insignificante planeta de una triste estrella perdida en una galaxia metida en una esquina olvidada de un universo en el que hay muchas más galaxias que personas”
Y, sin embargo:
“No te di Adán, ni puesto determinado ni un aspecto propio ni función alguna que te fuera peculiar, con el fin de que aquel puesto, aquel aspecto, aquella función por los que te decidieras, los obtengas y conserves según tu deseo y tu designio. La naturaleza limitada de los otros se halla limitada por las leyes que yo he dictado. La tuya, tú mismo la determinaras sin estar limitado por barrera ninguna, por tu propia voluntad, en cuyas manos te he confiado… No te hice ni celestial ni terrenal, ni mortal ni inmortal, con el fin de que – casi libre y soberano y artífice de ti mismo – te plasmaras y esculpieras en la forma que te hubieras elegido. Podrás degenerar hacia las cosas inferiores que son los brutos; podrás – de acuerdo con la decisión de tu voluntad – regenerarte hacia las cosas superiores que son divinas
PICO DELLA MIRÁNDOLA, Oratio de hominis dignitate.
Para, tal vez:
“Aquellos que habían comenzado el experimento, hacía tanto tiempo, no eran hombres… ni siquiera remotamente humanos. Pero habían tenido cuerpo y sangre, y alguna vez también miraron a través de las profundidades del espacio, sintiendo temor, y admiración, y soledad. En sus exploraciones, encontraron a la vida en muchas de sus formas, y observaron los trabajos de la evolución en mil mundos. Vieron cuán a menudo los primeros débiles chispazos de la inteligencia titilaban y morían en la noche cósmica. Y como en toda la Galaxia no habían encontrado nada más precioso que la Mente, propiciaron su amanecer en todos lados. Se transformaron en labradores de los campos estelares; sembraron, y a veces cosecharon. Y a veces, desapasionadamente, tuvieron que desherbar…

…Y ahora, allí afuera, entre las estrellas, la evolución se encaminaba hacia nuevas metas. Hacía mucho tiempo que los primeros exploradores de la Tierra habían sobrepasado los límites de la carne, y la sangre; apenas sus máquinas fueron mejores que sus cuerpos, fue tiempo de mudarse. Primero sus cerebros y luego sus pensamientos solos, fueron transferidos a los nuevos hogares brillantes de metal y plástico. En ellos, se lanzaron hacia las estrellas. Ya no construyeron naves espaciales. Ellos eran espacionaves. Pero la época de las Entidades-máquina pasó velozmente. En su incesante experimentar, habían aprendido a almacenar conocimiento en la estructura misma del espacio y del tiempo, y a preservar eternamente sus pensamientos en helados tejidos de luz. Y pudieron convertirse en criaturas de radiación, libres al fin de la tiranía de la materia. Se transformaron en energía; y en mil mundos, las cortezas de las que se habían desprendido ardieron en una alocada danza de muerte, y se deshicieron en herrumbre. Eran los amos de la Galaxia, y estaban más allá del tiempo. Podían vagar a voluntad entre las estrellas y sumergirse como una niebla sutil a través de cada intersticio del espacio. Pero a pesar de sus poderes divinos, no se habían olvidado por completo de su origen, en el cálido cieno de un mar desaparecido. Y seguían observando los experimentos que habían comenzado sus ancestros, hacía tanto tiempo.”

ARTHUR C. CLARKE2010 Odisea Dos

Los Reyes Magos castigan a los mallorquines trayéndonos basura de Irlanda e Italia en lugar de carbón.

rubbish¿CARBÓN? No. A los mallorquines, por haber sido malos, haber, votado, tolerado y seguir votando y tolerando gobiernos corruptos y políticos sinvergüenzas, los Reyes Magos nos traen BASURA del extranjero para incinerar. ¿Qué sorpresas se ocultan en esas basuras para que países como Irlanda e Italia consideren adecuado pagar portes y servicios de incineración por obsequiarnos con el ansiado Maná? ¿Residuos radioactivos de baja y media intensidad tal vez?

Reíd y no dadle importancia, confiad en que nuestras autoridades y empresas subcontratadas y agraciadas con concesiones velan diligentemente por nuestra seguridad y salud. Total, las curvas epidemiológicas de cánceres tardan años en detectar los incrementos de morbilidad a causa de la radiación.

¿Creéis que estáis a salvo, por la lejanía de la incineradora o del Puerto de Alcudia, de los efectos de una hipotética maniobra de alguna mafia que camufle residuos radioactivos o tóxicos entre la basura que nuestras autoridades traen a Mallorca? ¿Acaso no van a asfaltar con sus cenizas ninguna calle o vía que frecuentéis o de la que viváis cerca?

Pero claro, que nadie le de importancia a mi alarmismo porque como todo el mundo sabe los controles con contadores Geiger y otros detectores de sustancias tóxicas son exhaustivos a la llegada de cada contenedor de residuos. La probidad de los políticos que controlan nuestras instituciones está fuera de toda duda como la hemeroteca demuestra y su diligente preocupación por nuestra salud y bienestar está por encima de todo… ¿O, tal vez no? ¿Qué creéis?

Más Europa, más democrática, más Social y más de Derecho

European-UnionTengamos claro que la Unión Europea es un proyecto, un sueño más que deseable. El camino no ha hecho sino comenzar. Estamos en una etapa en la que las Instituciones de la Unión han sido capturadas por la plutocracia financiera a través de sus diversos tentáculos y puestas en contra del común de los ciudadanos pero ello no debe hacernos desistir del proyecto. Ello no lo invalida. Debemos luchar para rescatar los Estados y las maquinarias supra estatales de esta tiranía cada vez menos encubierta. Europa no es Merkel, ni la nefasta gestión del BCE, ni el capturado presidente de la capturada Comisión, ni el Parlamento títere despojado de funciones reales y representativas del Interés General. Europa somos todos los europeos que tenemos el deber de pugnar por restablecer y empoderar los valores sociales, culturales y democráticos que nacieron en Europa y de los que el continente ha sido hasta hoy su principal baluarte. ¡NO DEMOS LA UNIÓN POR PERDIDA, AL CONTRARIO, HAGAMOS MÁS UNIÓN PERO DEMOCRÁTICA, SOCIAL Y DE DERECHO!

Por qué la sanidad debe ser pública y universal

Apuntes a trazo grueso:

Resulta evidente que el ámbito sanitario posee rasgos específicos que lo diferencian de otros sectores económicos ya que atención sanitaria es un derecho humano básico del mismo modo que lo es el derecho a la salud. El recrudecimiento, aprovechando la ventana de oportunidad abierta por la crisis financiera global convertida en crisis fiscal, de las agresiones contra el Estado Social de Derecho y Bienestar, por parte de la ideología neoliberal imperante en las instituciones que instrumentalizan el poder político en la Unión Europea y en España, ha promovido una campaña multimediática a favor de la privatización, más o menos evidente, de los servicios sanitarios como medio para introducir la eficiencia de los mecanismos de mercado en su gestión. Dicha campaña está diseñada con el objetivo de que la opinión pública olvide que “el mercado” incumple de manera sistemática las condiciones básicas necesarias para ejercer como adjudicador eficiente de recursos y proveedor eficaz de servicios sanitarios.

Por un lado, en el sector sanitario existe una fuerte asimetría de la información relacionada con la naturaleza especializada, cuyo dominio está solo al alcance de la oferta, de los conocimientos médicos y tratamientos lo que supone, entre otras, una clara violación de la condición de información perfecta y su libre flujo imprescindible para el funcionamiento de un determinado mercado y que fácilmente puede derivar en prácticas tendentes a potenciar una demanda inducida por la oferta. Por otro lado, resulta más que discutible la existencia de una competencia perfecta en el sector sanitario cuando la oferta puede ser muy fácilmente controlada a través de acuerdos oligopolísticos tanto entre las empresas aseguradoras como entre las empresas sanitarias, por no mencionar ya concentraciones similares a las Healt Maintenance Organisations que aúnan las funciones de financiación y provisión de servicios sanitarios. Por último, tampoco se cumple la premisa relativa a la inexistencia de externalidades negativas puesto que, por ejemplo, la falta de acceso de un individuo o colectivo al servicio de salud puede suponer una amenaza para el resto de la población en el caso de las enfermedades infecto contagiosas.

El modelo sanitario privado se caracteriza por el importante papel jugado por el mercado tanto desde el lado de la financiación como en el de la prestación de servicios sanitarios. Este modelo destaca por dejar de facto sin cobertura a importantes segmentos de la población que no pueden permitirse el aseguramiento sanitario; por su alto coste tanto en términos de porcentaje de riqueza nacional destinada como de proporción de gasto público dedicado a los programas de aseguramiento público (debido a la estructura de incentivos que incrementan los costes), y por la notable segmentación de los niveles de cobertura y calidad de atención sanitaria en función de la renta de los pacientes.

Por el contrario, los modelos sanitarios de carácter universalista incluyen a la práctica totalidad de la población bajo el paraguas del sistema sanitario público con lo que se evita la exclusión de determinados colectivos con menor capacidad económica al tiempo que sus estructuras de incentivos básicas se comportan de forma más eficiente a la hora de contener los costes y se reduce sensiblemente la segmentación de la atención sanitaria en función de la renta o el status de los pacientes. En general, los sistemas sanitarios universalistas responden de forma adecuada a los fallos del mercado limitando la actuación del mismo a aquellos ámbitos en los que, supervisado por las administraciones sanitarias, puede contribuir a mejorar la eficiencia en la prestación del servicio.

FUENTE: OCDE 2012

FUENTE: OCDE 2012

David Beetham y la legitimidad del gobierno

Según David Beetham son necesarias trescondiciones para poder afirmar la legitimidad de un sistema de gobierno representativo:

 1)  La conformidad con las reglas establecidas;
 2) La justificabilidad de las reglas por referencia a creencias compartidas, y
 3) El consentimiento expreso de los subordinados a las particulares relaciones depoder.
Así, la legalidad constituye tan luna dimensión, necesaria pero no suficientede la legitimidad: las normas mismas requieren justificación, consideraciones morales que las sustantivizan y trascienden. La justificabilidad del poder en razón de creencias compartidas implica un principio de diferenciación entre gobernantes y gobernados en base a criterios no solamente racionales, formales u organizativos sino también y principalmente morales y éticos, una fuente autorizada de valores compartidos para el fundamento de las normas y un interés común entre gobernantes y gobernados al servicio del cual está el sistema  y el poder político.
Siendo así contempladas las cosas, desde éste enfoque ¿Cuántos ciudadanos creéis que en Baleares, España y la Unión Europea sienten realmente como legítimo al gobierno y el sistema representativo que administra los recursos humanos, materiales y políticos de nuestra sociedad?
Los títeres responsables de la instrumentalización de “la política” en general a favor de los intereses particulares o de las estructuras clientelares que los colocan y mantienen en el poder a expensas de y en contra del Bien Común, serán también los responsables de las históricamente demostradas consecuencias de un descreimiento generalizado en la política y en los sistemas democráticos como instrumentos para administrar, gestionar, regular y ordenar con libertad y pluralismo el amplio territorio de los asuntos sociales, económicos y cultrales.