Etiquetado: Keynes

PROPUESTAS BÁSICAS DEL MODELO KEYNESIANO

Ya que desde demasiados ámbitos académicos e institucionales se ha pretendido y se pretende actualmente, olvidar la validez de ciertos postulados keynesianos, me apetece resumirlos aquí muy brevemente para todo aquel que sienta curiosidad por adentrarse en su teoría.

La teoría y el modelo keynesianos intentan, en esencia, describir la relación entre la cantidad de dinero en circulación, el nivel de tipos de interés y el nivel de empleo. Su modelo emplaza a los mercados financieros y a los tipos de interés en el corazón de la macroeconomía.

 

– El alto desempleo es ocasionado por una demanda agregada insuficiente para la producción nacional.

– Una demanda agregada insuficiente, es el resultado de un exceso de ahorro por parte de las empresas que se muestran demasiado reticentes a endeudarse para financiar la inversión en nuevos bienes de capital.

– Los hogares perceptores de rentas altas también tienden a un excesivo ahorro cuando reciben un alto interés en la compra de bonos y como fruto de una “arbitraria y excesiva desigualdad en la distribución de los ingresos” La baja inversión está causada por unas expectativas de bajos beneficios, altos tipos de interés o ambos combinados, lo que desincentiva la inversión en empresas y en nuevos bienes de capital.

– Los bajos niveles de demanda agregada por parte del sector privado (familias y empresas) pueden ser compensados por altos niveles de gasto del gobierno (política fiscal de estímulo). Los bajos tipos de interés también pueden alentar a una mayor inversión.

– Keynes  argumenta que el tipo de interés debe ser visto como el precio de la liquidez (o el precio de mantener la abundancia financiera en forma de dinero en oposición a activos de menor liquidez como por ejemplo los bonos) .Llamó a esto la teoría de la preferencia por la liquidez de dinero y los intereses.

–  El nivel del tipo de interés es explicado y determinado por la interacción entre la oferta y demanda de dinero, oferta que es controlada por el banco central a través de su política monetaria mientras que la demanda viene determinada por el volumen de transacciones y el nivel de precios de esas transacciones, además de por las expectativas de los titulares de la riqueza financiera sobre el futuro precio de mercado de los bonos.

– Otra propuesta teórica avanzada por Keynes fue que si el gasto gubernamental, la inversión privada o ambos se incrementan en un determinado nivel, el gasto total (demanda agregada) y la producción actual se incrementarían en un nivel superior. Llamó a este fenómeno el “efecto multiplicador”.

Anuncios