LIDERAZGO CARISMÁTICO

Individuos como John F. Kennedy, Winston Churchill, Mijail Gorbachov o Walt Disney gozaban de un atractivo que les permitió marcar las diferencias entre ciudadanos, empleados y seguidores. Su estilo de liderazgo se conoce como liderazgo carismático. Max Weber sugirió que algunos líderes están dotados con el don de cualidades excepcionales,de un carisma, que les sirve para motivar a sus seguidores hacia el logro de metas destacadas. Este líder carismático se describe como una persona, agente, capaz de desempeñar un papel vital y trascendente en la promoción del cambio.
Sam Walton, es conocido por las muchas cualidades carismáticas que poseía. Trabajó duro para explicar su visión de la venta al por menor y el servicio al cliente. Visitaba las tiendas Wal-Mart para mentalizar continuamente a sus asociados (sus empleados) que el servicio al cliente es la prioridad primera, segunda y tercera que se debe asumir para que la empresa pueda ocupar su posición como el principal comerciante minorista. Como la gente respondió a su visión y sus objetivos, Walton mantuvo un ritmo intenso para conocer a otras personas y expresar sus puntos de vista. Prestó atención a sus empleados y sus clientes, los activos humanos de las empresas. Walton tenía un “don” para hacer que otras personas se sintiesen bien trabajando con él y comprando sus productos y servicios.

Carisma es una palabra griega cuyo significado es “don”. Poderes y habilidades que no pueden ser claramente explicados mediante el análisis lógico y objetivo son denominados carismáticos. Hasta el presente no hay una respuesta definitiva sobre lo que constituye exactamente un comportamiento carismático de liderazgo. Algunos autores sugieren que los líderes carismáticos son aquellos que producen, contagian, efectos carismáticos a sus seguidores en un grado altamente inusual.

EL MODELO DE CONGER

Jay Conger ha propuesto un modelo de cuatro etapas que ilustra la forma en la que se desenvuelve el liderazgo carismático. En la primera etapa el líder evalúa continuamente el entorno, se adapta y formula una visión de lo que debe hacerse. Los objetivos del líder son establecidos. En la segunda etapa, el líder comunica su visión a los seguidores, utilizando todos los medios necesarios. La tercera etapa se destaca por el trabajo en la confianza y compromiso. Hacer lo inesperado, asumir riesgos y ser técnicamente competente es importante para este momento. En la cuarta etapa, el líder carismático sirve como un modelo a seguir y motiva a sus prosélitos. El líder carismático utiliza el elogio y el reconocimiento para inculcar en los seguidores la creencia de que se puede lograr llevar a la práctica la visión.

Qué constituye una conducta de liderazgo carismático? ¿Qué dimensiones del comportamiento distinguen a los líderes carismáticos de los líderes no carismáticos? Una crítica a los primeros trabajos sobre el liderazgo carismático es que las explicaciones carecían de especificidad. Se han realizado intentos parciales para desarrollar y probar determinadas cualidades carismáticas como la capacidad de definir una visión, los actos de heroísmo, y la capacidad de inspirar comportamientos y valores. Sin embargo, en la mayoría de los casos, aclarar qué es exactamente lo que constituye un comportamiento carismático ha sido generalmente ignorado. Una serie de estudios empíricos han examinado el comportamiento y los atributos de los líderes carismáticos, como la capacidad de articulación, el afecto de los seguidores, la capacidad de inspirar, la personalidad dominante, y la necesidad de influencia. Sin embargo, ningún conjunto específico de comportamientos y atributos es universalmente aceptado por teóricos, investigadores y profesionales.

Los debates sobre el liderazgo carismático identifican dos tipos del mismo basados en el énfasis que el líder hace sobre el futuro: los líderes visionarios carismáticos se centran en el largo plazo, los líderes carismáticos basados en las crisis se centran en el corto plazo. A través de su capacidad de comunicación, los líderes carismáticos de corte visionario atraen seguidores y los vinculan con los objetivos, las posibilidades y las necesidades del trabajo organizacional a largo plazo enfocado a la consecución de la visión. Atraer seguidores e implicarlos con los objetivos de la organización es más fácil si están insatisfechos o incómodos con la situación actual.
Los líderes carismáticos basados en situaciones de crisis tienen impacto mayor cuando el sistema tiene que acometer una situación para la cual los conocimientos, recursos y los procedimientos existentes no son adecuados en todo o en parte. El líder carismático producido por la crisis comunica con claridad qué acciones deben tomarse y cuáles serán sus consecuencias.

La gestión de crisis es un campo creciente de estudio e investigación. Las situaciones de crisis permiten emerger el liderazgo carismático. En primer lugar, bajo condiciones de estrés, ambigüedad y caos, los seguidores dan poder a los individuos que tienen el potencial de corregir la situación de crisis. El líder tiene la facultad de hacer lo necesario para corregir la situación o resolver el problema. En muchos casos, el líder no tiene restricciones y le está permitido el uso de los medios que considere necesarios. Este alto grado de libertad para actuar sin restricciones plantea importantes cuestiones éticas relacionadas con el liderazgo carismático que puede fácilmente derivar en tiranía en caso de no establecerse los necesarios mecanismos de control.

Una crisis también permite que el líder promueva la ejecución de acciones no tradicionales por los seguidores. El líder carismático basado en situaciones de crisis tiene mayor libertad para animar a los seguidores a buscar formas de corregirla . Algunos de los métodos, procedimientos y tácticas adoptadas por los seguidores pueden ser desordenadas, caóticas y fuera de los procedimientos y límites habituales de las acciones. Sin embargo, el líder carismático en una situación de crisis fomenta, apoya, y por lo general recibe respuesta por parte de los seguidores.

Nuestro conocimiento sobre el liderazgo carismático es todavía relativamente abstracto y ambiguo. Hay un vacío en la comprensión acerca de si los líderes carismáticos pueden ser perjudiciales cuando conducen a la expresión de visiones que no son realistas, son inexactas o improcedentes para atacar una situación de crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .